El objetivo del proyecto consiste en instalar los sensores de estado hídrico del suelo (tensión matricial y humedad volumétrica) y de medida del caudal de riego y realizar un mantenimiento continuo para subsanar posibles incidencias. Hasta el momento se han instalado 9 nodos de 46 en 9 parcelas diferentes durante los meses de Agosto y Septiembre: 4 en cítricos, 3 en frutales, 1 en granado y 1 en aguacate.

El nodo es energéticamente autónomo, alimentado por una célula fotovoltaica. Los datos obtenidos son enviados vía GSM o WIFI a un servidor desde donde se puede gestionar la información y se envía a una página web (http://widhoc.com/) donde el usuario puede consultar el estado hídrico de su cultivo en tiempo real. Además, estos datos son registrados en una tarjeta micro SD interna como soporte de seguridad.

Se realizan labores de mantenimiento periódicas y se supervisa de forma continua el estado y funcionamiento de los equipos para detectar cualquier riesgo o incidencia y poder actuar con la mayor brevedad.

La instalación de las sondas ha sido realizada por el equipo de agrónomos de la empresa Widhoc Smart Solutions S.L. con la ayuda de una barrena manual de pequeño tamaño para alterar lo menos posible la zona muestreada. Se han escogido zonas representativas de la parcela con características homogéneas y sobre plantas sanas.
Para detectar el momento de inicio y fin de los riegos así como el caudal promedio de los emisores con el fin de calcular los volúmenes de riego aplicados en el cultivo, se ha instalado un contador de pulsos automatizado en el lateral portaemisores.

La combinación de sensores utilizada para la determinación del estado hídrico del suelo en cada parcela está compuesta por 2 sondas de potencial matricial MPS 6, Decagon Devices que miden el estado energético del agua en el suelo a través de la constante o permitividad dieléctrica de una matriz sólida compuesta de dos discos de cerámicas porosas. La sonda utiliza un termistor de superficie debajo del molde de plástico para medir la temperatura, y un sensor de humedad volumétrica 10 HS Decagon Devices que consiste en una sonda capacitiva del tipo FDR (Frecuency Domain Reflectrometry) que mide la constante dieléctrica del suelo para calcular su contenido de humedad.

Para determinar la profundidad de instalación de los sensores en campo se han tenido en cuenta las características individualizadas de cada parcela y factores influyentes como propiedades del suelo, tipo y edad del cultivo, diseño agronómico, objetivos perseguidos y demás criterios agronómicos.

Situando dos sondas de tensión matricial en la zona de máxima densidad de raíces (entre 20 y 40 cm) con el fin de establecer frecuencias de riego que permitan mantener condiciones de humedad óptimas para el cultivo así como aplicar diferentes niveles de déficit hídrico con el fin de minimizar el impacto sobre la producción y calidad de las cosechas en condiciones de dotaciones deficitarias de agua.

Se ha instalado una sonda de humedad para estimar la profundidad del bulbo húmedo limitado por la profundidad radicular efectiva (entre 60 y 80 cm), lo cual permitirá detectar y evitar volúmenes de riego excedentario que causan perdidas innecesarias de agua y nutrientes asociadas a problemas ambientales como la contaminación de aguas superficiales y subterráneas, sobreexplotación de acuíferos, salinización de suelos e intrusión marina.